Tensión superficial del agua. Experimentos.

Os dejamos 3 experimentos muy rápidos que podéis realizar en casa, en un plato hondo (o recipiente), y que son muy vistosos para los niños.

Todos ellos, son debidos a la tensión superficial del agua.

La superficie de cualquier líquido se comporta como si sobre esta existiera una membrana a tensión. A este fenómeno se le conoce como tensión superficial. La tensión superficial de un líquido está asociada a la cantidad de energía necesaria para aumentar su superficie por unidad de área. (Ej. insecto sobre el agua, gota de agua). La tensión superficial es causada por los efectos de las fuerzas intermoleculares que existen en la interfase. La tensión superficial depende de la naturaleza del líquido, del medio que le rodea y de la temperatura. Líquidos cuyas moléculas tengan fuerzas de atracción intermoleculares fuertes tendrán tensión superficial elevada.

Pintando en leche

Necesitamos:

  • Un plato hondo
  • Leche entera (podéis poner otro tipo de leche, pero tendrá otro efecto)
  • Colorantes
  • Bastoncillo de los oídos
  • Detergente para lavavajillas

¿Cómo lo hacemos?

Ponemos leche en el recipiente (no precisa que pongamos mucha cantidad, únicamente que cubra la superficie, pero no tiene que estar hasta arriba).

Vamos poniendo gotas de colorante (no en exceso).

Ponemos un poco de detergente de lavavajillas en el bastoncillo. Al acercarlo a los colores, se separan y podemos empezar a dibujar moviendo el bastoncillo por el recipiente.

¿Por qué?

Además de que la leche nos servirá de lienzo blanco, gracias a las grasas que contiene, mantendrá los colores de los colorantes concentrados. Todo esto es debido a la tensión superficial, que veremos ahora después.

Los colorantes suelen contener grasas. Al introducir el bastoncillo en la leche, rompemos la tensión superficial, y los colores se separarán una y otra vez.

Echando al coronavirus

Necesitamos:

  • Plato hondo o recipiente (preferiblemente que sea blanco, para verlo mejor)
  • Pimienta negra molida
  • Agua
  • Detergente

¿Cómo lo hacemos?

Aprovechamos la situación actual para explicar la importancia de lavarse las manos. El coronavirus (SARS-CoV-2) tiene una capa lipídica (grasa) que lo envuelve, protegiendo su material genético (ARN, con el que se replica) y ya sabemos que las grasas, se van con jabón ¿verdad?

Las moléculas de jabón, tienen una parte hidrófila (la cabeza, afín al agua) y una hidrófoba (la cola, afín a grasas y aceites). La «cola» de la molécula de jabón, se une a la capa lipídica del coronavirus y la destruye (recordad, lavado de 20 minutos) y el resto de componentes del coronavirus, ¡se los lleva el agua!

Ponemos agua en el plato y esparcimos pimienta. Si el niño pone el dedo y toca la pimienta, no pasa nada (es probable que algo se le pegue en el dedo).

Si ahora se pone un poco de jabón en el dedo y toca la pimienta, ésta se aleja rápidamente (si queréis reforzar la higiene de manos y el coronavirus, que se lave las manos y, sin enjuagar, toque la pimienta)

Como podéis comprobar, no hace falta mucho jabón 😉

¿Por qué?

Esto se debe a la parte superficial del agua, tiene una capa más firme debido a la tensión superficial del agua, provocando que cada molécula ejerza atracción sobre otras.

Al igual que un zapatero (pese a que tiene mayor densidad) puede flotar y andar sobre el agua, la pimienta está flotando sobre ella, pero si la tocamos con detergente de lavavajillas (que es un surfactante o tensioactivo), las moléculas del agua dejan de atraerse y está tensión superficial disminuye. En consecuencia, parte de la pimienta caerá al fondo, y la gran parte se mueve hacia los bordes del plato.

Dibujos bailongos

Necesitamos:

  • Plato hondo o recipiente
  • Rotulador para pintar en pizarra blanca
  • Agua
  • Pipeta

¿Cómo lo hacemos?

Hacemos un dibujo en el fondo del recipiente (preferiblemente plato) con rotulador no permanente, de los de pintar en pizarra blanca. Es importante que este dibujo esté bien completado, es decir, si hacemos una O, debe de estar bien cerrada.

Poco a poco, iremos añadiendo agua (nosotros lo hemos hecho con una pipeta) y el dibujo se despegará del fondo.

¿Por qué?

Los pigmentos que tienen los rotuladores, hacen que la tinta se mantiene cohesionada pero que no se adhiera permanentemente a ninguna superficie (que en nuestro caso es el plato) y pueda flotar ayudado por la tensión superficial del agua.

Hay muchos más experimentos que puedan hacerse en plato y muchos más debidos a la tensión superficial del agua ¿cuáles son vuestros favoritos? Próximamente, más.

Tags: actividades con niños, Agua, colorante, experimentos, experimentos en plato, recipiente, rotuladores, tensión superficial del agua

Posts Relacionados

Previous Post Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 shares