Pablo y la Luna

Hoy os traemos por aquí otro de los juegos de Haba con los que nos iniciamos en casa (ante el amor absoluto ante todo lo espacial), se trata de Pablo y la Luna. Quizás no sea de los más conocidos, pero ya veréis qué despliegue más espectacular. Añadir además, que tiene 3 variantes de juego además del juego básico y que empieza con un cuento. 😉🌕

En éste cuento, nos hablan de una rutina nocturna que tiene Pablo: hablar con la Luna. Pero un día, es la Luna la que habla con él; necesita su ayuda. Ha perdido una varita mágica y necesita que Pablo se la devuelva o desaparecerá. Para ello, Pablo necesitará la ayuda de las hadas de las estrellas que viven en su estanque. Pablo irá subiendo por la escalera que formarán las hadas de las estrellas para devolver la luminosa varita antes de que la nube tape a la Luna, y pueda volver a iluminar a la Tierra.

Resumen esquemático

  • Nombre: Pablo y la Luna
  • Autoras: Les Fées Hilaries (Steffanie Yeakle y Marie Chaplet)
  • Ilustradora: Lucile Thibaudier
  • Editorial: Haba
  • Edad: a partir de 3 años (de 3-8 años)
  • Jugadores: 1-6 ayudantes de la Luna
  • Duración: 5-10 minutos
  • Mecánica: memory

Componentes

  • 10 estrellas de madera
  • 5 estrellas
  • 30 Hadas de las estrellas (a doble cara, son de 5 tipos distintos)
  • Meeple de Pablo
  • Dado
  • Tablero de cielo («Camino de estrellas) y de estanque del jardín
  • Instrucciones

Preparación

Colocaremos los cartones en la base de la caja para colocar sobre éstos el tablero de estanque (podemos dejarlo ya montado).

En un lado de la caja «plantaremos» el tablero de cielo (con la Luna alejada de la caja recreando el paisaje). El extremo de los cartones que va pegado al cielo, tiene un poco de inclinación para que el cielo no quede completamente recto.

Después, os puede servir para guardar elementos.

Colocaremos las estrellas boca abajo en el espacio correspondiente del estanque. Podemos dejarlas un rato sin voltear para que los niños memoricen la posición (o no, si queremos darle más emoción).

Ponemos a Pablo en una de las casillas de madera y preparamos las hadas y el dado.

Las estrellas de madera solo se utilizan en la variante competitiva.

Cómo se juega

Juego básico:

Cuando Pablo caiga en un espacio, tendrá que buscar su hada correspondiente. Como habéis visto arriba, cada hada lleva un sombrero característico, así como la ropa, que es del mismo color (azul, rojo, morado, verde, amarillo) y coincide con las estrellas del estanque.

El niño tendrá que girar una de las estrellas del estanque.

  • Si la acierta, colocará el hada de ese tipo en la primera estrella libre del cielo, en su camino a la Luna.
  • Si falla, desplazaremos la nube hasta que veamos a la primera estrella brillar; la Luna se cubrirá un poco (moveremos la pestaña de nube que tapa a la Luna hasta que se vea una estrella en el lado de la izquierda como veis en las fotos de abajo).

Si conseguimos formar una escalera, Pablo subirá por ella, la nube desaparecerá y la Luna volverá a brillar.

Si la Luna queda oculto por completo antes de que hayamos llegado hasta ella, perderemos.

Aquí podéis ver cómo la nube va tapando la Luna, no siempre se gana ¡ojo!

Variante 1: Olitas (para ayudantes de la Luna experimentados)

Cuando caigamos en los troncos de árbol o en el puente de madera, intercambiaremos 2 estrellas (previo a levantar la estrella correspondiente). Si caemos en una casilla del camino de piedra, no pasa nada.

Variante 2: Estrellas cambiadas (para ayudantes de la Luna profesionales)

Jugamos igual que en el juego base, pero en esta ocasión:

  • Cada vez que caigamos el puente de madera (que se adentra hacia el estanque), al pisarlo y estar inundado, se genera una gran ola y las estrellas del estanque quedan arremolinadas, así que tenemos que cambiarlas todas antes de levantar una estrella.
  • Si caemos en los troncos de madera, el agua ondea e intercambiaremos 2 estrellas (como hacíamos en «Olitas»)
  • No pasa nada si caemos en el camino de piedra

Variante 3: Gran Carrera de los Astros (para auténticos expertos)

Esta es la variante competitiva para la que necesitaremos las estrellas de madera. Cada vez que acertemos la ubicación del hada (es decir, que construyamos un tramo de escalera), cogeremos una estrella. Aquí ganará el que tenga más estrellas ya que será el que mejor ha ayudado a la Luna. Es un cooperativo-competitivo.

Para esta modalidad, podemos jugar con el juego básico, con «Olitas» o con «Estrellas cambiadas».

Comentarios

Con la generación 1.0 no empezamos a jugar de muy muy pequeño, así que cuando cumplió los 3, siendo un fanático del espacio, planetas, etc pero un «retaco» elegimos este juego. Como ya sabéis, fue primero de mucho (si alguien se lo pregunta, el siguiente fue Piratas de la Suerte).

Es un memory sencillo si no utilizáis las variantes posibles, pero aún así, los memorys no era lo que más le gustaba (casi que lo disfruta más ahora que con 3 años 😅), pero ya sabéis, cada niño es de una manera y tiene unas preferencias.

Como se ve en las fotos, los componentes de Haba, que seguro que conocéis, son de calidad. El despliegue del tablero del cielo, con la Luna, la colocación de las hadas, etc es fantástico.

Eso sí, la caja NO es pequeña. Si buscáis un juego pequeño, este no es vuestro juego. Por compraros el tamaño con algo, es del mismo tamaño que la caja de Rhinohero Superbattle.

Si te ha gustado el juego, puedes comprarlo en tu tienda friki de referencia o y hay varias tiendas en las que lo encontrarás online. Si nos enteramos de donde se puede comprar una casa con jardín y estanque a un módico precio, avisamos también.

Si tenéis peques de aproximadamente esta edad y queréis ver más juegos de mesa, os dejamos aquí el recopilatorio de juegos para 2 años y el recopilatorio de juegos para 3 años.

Tags: a partir de 3 años, estrellas, haba, Hadas, Juego cooperativo, La Luna, luna, memory, Pablo y la luna

Posts Relacionados

Previous Post Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 shares