Sagaland

Hoy os traemos un juego de Ravensburger, en formato de viaje, que adquirimos hace muuuchos años en LIDL: Sagaland.

Érase una vez un rey que vivía en un magnífico castillo. Al llegar a cierta edad comenzó a buscar un digno sucesor para su reino. Anunció que se convertiría en el nuevo rey aquel que pudiera descubrir todos los secretos del bosque encantado de Sagaland. ¡Una empresa difícil porque cada árbol se parece al otro! Pero…tal vez sabes cómo echar una mano para revelar los secretos del bosque…

Resumen

  • Título: Sagaland
  • Editorial: Ravensburger
  • Autores: A. Randolph y M.Matschoss
  • Ilustración: Dynamo Ltd y Funhouse
  • Jugadores: 2-4
  • Edad: a partir de 6 años
  • Duración: 15-20 minutos
  • Mecánica: memoria, azar

Componentes

  • 7 árboles (a los que les colocaremos 7 discos con ilustraciones)
  • 7 cartas del libro encantado
  • 1 tablero (tipo puzzle, formado por 4 piezas)
  • 2 dados
  • 4 peones

Cómo se juega

Formamos el tablero. Barajamos las cartas y las ponemos boca abajo cerca del castillo. Distribuimos los árboles por el bosque de manera aleatoria (y sin mirar). Colocamos nuestros peones en la plaza del pueblo. Le damos la vuelta a la primera carta y esa es la que tendremos que buscar todos (debajo de los árboles) en primer lugar.

Comenzará tirando el jugador más joven. Tirará los 2 dados y podrá:

  1. Sumar la puntuación de ambos dados para moverse
  2. Avanzar con uno y retroceder con otro o a la inversa

P. Ej, si tenemos un 5 y un 3, podemos avanzar o retroceder 8 puestos, avanzar 5 y retroceder 3 (nos quedamos 2 puestos por delante) o a la inversa (nos quedamos 2 puestos por detrás).

Puedes adelantar las piezas del oponente (contando también esa casilla), pero si coincidimos en la misma casilla, lo mandaremos al pueblo.

Si caemos en casilla azul, podremos revelar qué imagen tiene el árbol (con cuidado para que no lo vea nadie más), prestando mucha atención para después poder recordar su ubicación.

Si esta imagen coincide con la de la carta, iremos lo más rápido posible a la casilla con la llave que hay en el castillo (necesitamos la puntuación exacta) y revelaremos el árbol en cuestión. Si no nos hemos equivocado, nos quedaríamos la carta. Nos colocamos en la carta de la herradura y comenzaría la segunda vuelta (dándole la vuelta a la siguiente carta).

Si coincide que sabemos dónde está esa segunda carta (árbol), tendremos que volver a ir a la llave del castillo y repetir lo mismo que hemos hecho con anterioridad.

Si estando en el castillo, fallas el árbol, tendrás que irte a la plaza del pueblo de nuevo.

Y ¿Qué pasa si sacas dos número 1 al tirar? ¡Magia! Aquí tendrás 3 posibilidades:

  1. Intercambiar de lugar 2 árboles
  2. Ir a una casilla de árbol a nuestra elección
  3. Barajar las cartas y colocar una nueva carta

El juego termina cuando hayamos terminado el mazo de cartas encantadas, ganará y será proclamado rey aquel que tenga más cartas (si hay empate, ambos ganan).

Comentarios

Si os gusta la mecánica (es un memory diferente, con el punto de azar por los dados y de pu*** por mandar a alguien a la plaza del pueblo), hay versión en tablero grande con otras temáticas (y 13 árboles) como brujas, así como otro de viaje de Harry Potter.

Con estas diferencias que tiene con respecto a un memory normal, lo hacen algo más interesante que otros, pero justo esto, puede hacer que algún peque se moleste si está intentando sacar la puntuación exacta para llegar a la llave…

La parte final de la partida se hace más ágil puesto que ya has visitado unos cuantos árboles.

No es ni mucho menos uno de nuestros imprescindibles en nuestra ludoteca infantil, pero nos costó unos 6-8€ y ocupa poco tamaño. Podéis comprarlo aquí.

Tags: A partir de 6 años, Bosque, cuentos, hermanos Grimm, juegos de mesa, palacio, ravensburger, Sagaland

Posts Relacionados

Previous Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 shares