Piezas sueltas. El juego infinito de crear

Madres Desterradas Libro Piezas Sueltas El Infinito de Crear

Con retraso…pero ahí vamos:

  • Título: Piezas sueltas. El juego infinito de crear
  • Autoras: Priscilla Vela y Mercedes Herrán
  • Editorial: Litera Libros
  • Publicación: 2019
  • Precio: 23,75 – 25 € (según puntos de compra)
  • Tamaño: 17×24 cm
  • Número de páginas: 303
  • Encuadernación rústica
  • ISBN: 978-84-948439-0-0

Cinco motivos por los que leer «Piezas sueltas. El juego infinito de crear»:

  1. Simplemente, porque hay que ver las magníficas fotografías de Merche Herrán
  2. Si sois unos frikis de la crianza, veréis tooodo lo que se ha leído y con todo lo que se ha documentado Priscilla, así como citas sobre crianza, juego, etc. Recomendación: leer el libro con una pequeña libreta al lado para tomar nota de aquello que más os guste por si queréis profundizar (sin estrés, que al final ¡hay un capítulo con bibliografía!! pero es que hay muuuchas cosas)
  3. Si las obligaciones laborales, domésticas o de la crianza casi no os dejan leer… este libro lo podréis leer sin problemas. Es un libro muy fácil de leer, al ir alternando fotos, texto, los comentarios de «puedes ver esto en la pág X», no se hace pesado y no tienes que volver atrás porque hace tiempo que leíste la página tal y has perdido el hilo, así que…¡ánimo, buscad un hueco!
  4. Os entran ganas de jugar, recoger más tesoros… y acabaréis disfrutando preparando cada provocación o simplemente pensando en todo lo que vais a hacer (o a comprar, ¡alerta! crea «necesidades»)
  5. Porque hay muchos libros de crianza, pedagogías, disciplina positiva, qué comer… pero tenemos muy pocos de jugar así que, ¡démosle al juego la importancia que necesita y merece!

Que conste que hemos puesto 5, nuestro top five, pero seguro que cada persona que lo lea, puede dar otros 5 motivos diferentes. Así que…suma y sigue. 😉

Es un libro que nos viene fenomenal a los padres y que está causando furor entre los maestros (¡quién hubiera pillado maestros como muchos de los que hay ahora!), creo que todos lo hemos adoptado un poco como guía o libro de consulta. También os vendrá fenomenal a aquellos que trabajáis con niños y queréis ofrecerles un espacio de juego libre respetuoso.

La gente ha puesto fotos taaaan bonitas y tan creativas con el libro, que entre eso y las fotos de Merche, nos hemos quedado un poco bloqueadas pensando en qué poníamos nosotras pero…al fin y al cabo, nuestras fotos son bastante anti-instagram, así que…en homenaje al libro, os resumimos un poco los materiales que nosotras tenemos y cosas que hemos ido haciendo, que habréis visto en redes sociales, por si os sirve también de ayuda a la hora del juego, tanto para vosotros adultos como para vuestros hijos, aunque nuestras fotos estén a años luz.

Comentando el libro por partes:

  • El libro tiene un prólogo de Ferran Adrià; diréis…y esto ¿qué tiene que ver con jugar? Pues leedlo y entenderéis el símil con la comida.
  • Introducción de las autoras. Nos hemos sentido muy identificadas con lo que comenta Priscilla. Si nos seguís en redes sociales, sabréis que no podemos parar quietas cuando tenemos un hueco, y nos sentimos muy identificadas en lo de recoger y guardar cualquier cosa (hasta el punto de que, con permiso de los psiquiatras que puedan leernos, rozamos un poquito el Diógenes…porque tenemos tal cantidad de cosas guardadas «por si acaso» que roza lo patológico y nos obligan a hacer limpieza en casa…pero es que vemos posibilidades por todas partes XD)
  • Consta de 11 capítulos. Os comentamos a grandes rasgos:
    1. ¿Qué son las piezas sueltas? Quizás ya lo sabías, quizás no… quizás teníais ya alguna cosa por casa pero no lo clasificabais con ese nombre… veréis que, a partir de ahora, le ponéis la etiqueta de #piezassueltas a mil cosas. En el blog de Priscilla, Mamá extraterrestre, tenéis la traducción (primera hecha en español) de la Teoría de las piezas sueltas.
    2. Recolección, adaptar y almacenaje. Ahora en verano, es una época fantástica para recolectar tanto elementos de playa como de montaña. En el libro tenéis ideas de cómo iniciar la recolección y otros tipos de piezas sueltas no naturales, como codos de tuberías (¿a que no se os había ocurrido?). Con respecto al almacenaje, tenéis varios ejemplos en el libro, ya que, este tipo de cosas, ocupa un cierto espacio. Nosotras tenemos muchas cosas (así como los elementos de arte) guardadas en mobiliario de Ikea de distintos tipos (algún día os pondremos fotos) y en bolsas zip o sacos guardados dentro de cajas de almacenaje transparentes (un caos organizado, vamos…) o en algún cajón o estante. Las piedras y las pechinitas, las tenemos guardadas en botes como hace Merche, que además, nos sirve de botella sensorial. También tenemos un cajón del baño (tal cual) llenos de rollos de papel higiénico, que sirven para hacer torres, fallas, manualidades y de todo ¿o no?. Y los rulos también son un magnífico recurso para sacarlos mientras intentas arreglarte…
    3. Colección. Nuevamente fotografías preciosas de ejemplos de piezas sueltas, agrupadas en distintos tipos: naturaleza viva y muerta, cristal, madera, comida, plástico transparente, plástico, textil, metal, papel y cartón…comentando su utilidad y distintos ejemplos. En serio, cuando veáis las fotos, lo querréis todo. Al final de este capítulo, hay además un listado de las piezas sueltas más comunes. PicsArt_08-08-08.45.05Desde que leímos piezas sueltas, también hemos empezado a buscar una segunda vida al plástico (ya sabéis las 3R, pues estamos reutilizando todo lo que podemos)…con botellas de colores como esta o las de Solán de cabras.img_20190823_1556023689143701381928914.jpg
    4. Preparando el juego. Juegos en el interior o en el exterior. Tipos de propuestas.
    5. Jugar. Reflexionar y reconectar con tu niño interior.
    6. El caos. Los niños necesitan construir y destruir, y no pasa nada, está bien y es normal. Sobretodo en menores de 3 años, es habitual un juego motor. Ya sabéis, Keep calm nena and follow the child!
    7. Preparar una provocación. Tenéis un esquema para hacerlas y posteriormente, cada punto desarrollado. No nos va a quedar tan bonito como a ellas, pero no es una competición, ¡que nadie se desanime! Tenéis un ejemplo de provocación contado de principio a fin.
    8. Integrar las piezas sueltas en las distintas etapas de crianza. Aquí habla, fenomenalmente bien, por ejemplo del cesto de tesoros (nosotras os lo comentamos aquí) o de BLW (un trozo de zanahoria hervida…¿no es una pieza suelta?), juego simbólico, minimundos, piezas sueltas XXL, Juegos STEM, Makers, Tinkering… No nos queda como desearíamos (por ejemplo, las maravillosas fotos de Grapat que nos tienen enamoradas), pero sabéis que intentamos hacer mil y un minumundos, ya sea con hidrogel, madera, piedras, cuentas de cristal, nieve… otra cosa que nos gusta mucho, es hacer mandalas con las piezas sueltas.

    9. Piezas sueltas en educación. Aquí se habla sobre distintos modos de aprendizaje, sobre la capacidad que tenemos de aprender algo no por obligación, si no porque disfrutemos, así como de Howard Gardner, al que conoceréis por su teoría de las Inteligencias múltiples. Al final tenéis para los profes, una carta a los padres para que os ayuden con las piezas sueltas.
    10. Un amplio capítulo con ejemplos gráficos de provocaciones con texto comentando cómo se hizo, qué se buscaba…contando tal cual lo que pasó, incluido el «perdieron el interés» vamos, real como la vida misma, sin intentar «vendernos la moto», si no explicando, como si estuviéramos tomando café, por así decirlo, simplemente, qué pasó. PicsArt_08-08-08.39.23
    11. Preguntas frecuentes
  • Conclusiones y agradecimientos
  • Bibliografía
  • Además de lo ya comentado, hay una sección en la mayoría de los capítulos con un contorno gris que tiene como un resumen o una llamada de atención a los padres, que os hemos ido comentando en los capítulos. Por ejemplo: un formulario para reconectar con tu niño interior o para los maestros una carta para los padres para recoger piezas sueltas, trucos para empezar la colección, etc

Reflexiones o desvaríos maternos:

Como ya sabéis, nosotras somos de pedagogías alternativas.

En una jornada de puertas abiertas a la que fuimos nos comentaron una gráfica de Ken Robinson (al que hace referencia Priscilla) sobre el pensamiento divergente.

El ejemplo que se usa es el de un clip: si preguntamos usos alternativos, la respuesta media de «usos» era de 12, pero gente que conserva su pensamiento divergente, tenía más de 200 usos. Pues bien, Ken Robisnon contaba que en un estudio realizado, los niños, antes de la educación infantil, tenían el 98% de pensamiento divergente; al iniciar la escolarización, bajaba al 32%; entre los 13-15 años, al 10% y en adultos, 2%. Salimos de aquella reunión asombradas/asustadas/petrificadas/alarmadas…así ya se entiende la idea ¿verdad?…cuando alguien te explica eso, ves que nuestra mente está atrofiada, que hemos perdido esa capacidad que tienen los niños de darte mil respuestas a cualquier cosa…no vale con lo de «pues nosotros no hemos salido tan mal» vengaaa ¡manos a la obra! Que no nos digan qué pensar o a qué jugar.

Con respecto al famoso clip, comentaros que incluso tenéis un juego específico para esto (sin desmerecer a los creadores).

Imagen de la revista de juegos «2D6 Magazine»

Imaginad hasta qué punto hemos llegado que necesitamos que se haga un juego para poder pensar usos alternativos «a lo típico», para poder desarrollar la imaginación ¿no os parece cuanto menos curioso? ¿No creéis que hay que cambiar las cosas?

Hay que trabajar la creatividad, la imaginación…el juego…los niños juegan de manera innata, pero nosotros tenemos que reaprender a jugar para dejarlos ser niños y jugar libremente, como niños y seres inteligentes que son.

¿Recordáis el anuncio de «¡Un palooo! ¡¡un paloooo!!»? Un palo, antes eran mil cosas…igual que un clip…

Si no sabéis por dónde empezar, este puede ser un buen comienzo…😜

Tags: Actividades, actividades con niños, bebés, cartón, clip, Creatividad, crianza, Fotografía, Grimm's, Imaginación, juega un libro, Juego libre, Juguetes de madera, Ken RObinson, litera, litera libros, loose parts, madera, Mamá extraterrestre, Mercedes Herrán, Mesa de luz, naturaleza, pensamiento divergente, Piezas naturales, piezas sueltas, Priscilla Vera, reciclar, recolección de tesoros, reggio, reggio at home, Reggio Emilia, reggio en casa, Wood, wooden toys

Posts Relacionados

Previous Post Next Post

Comentarios

    • Jona
    • 5 septiembre, 2019
    Responder

    Ahaa, its fastidious dialogue on the topic of this
    paragraph here at this website, I have read all that,
    so now me also commenting here. I’ve been browsing online more than 3
    hours today, yet I never found any interesting article
    like yours. It is pretty worth enough for me. In my opinion,
    if all site owners and bloggers made good content as you did, the internet
    will be a lot more useful than ever before. I’ve been browsing
    online more than 2 hours today, yet I never found any interesting article like yours.
    It is pretty worth enough for me. Personally, if all web owners and bloggers made
    good content as you did, the net will be much more useful than ever before.
    http://apple.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 shares